CARAVANA, CARAVANA PLEGABLE, O REMOLQUE TIENDA

Bueno, quizás ya hayamos decidido que lo que deseamos no es el poco espacio de una furgoneta campera ni el gran espacio (en el bolsillo) de una autocaravana, y que tampoco queremos seguir acampando en tienda de campaña, que lo que preferimos es remolcar algo con nuestro coche cuando queramos desplazarnos. ¿Qué tipo de caravana comprar?

Podríamos clasificarlas en cuatro categorías, de mayor a menor tamaño: caravanas de más de 750kg, caravanas de menos de 750kg, caravanas plegables y remolques tienda. Empezaremos por las últimas.

Por gran parte de la geografía española hay empresas dedicadas a alojar caravanas, campers y autocaravanas en régimen de párking de alquiler. Normalmente cobran por meses o incluso por años, pues los precios suelen ser muy módicos: en las zonas más turísticas, las más caras, no suelen llegar a los 300 euros anuales. Con ello me refiero a que uno de los únicos sentidos que le veo a un remolque tienda o una caravana plegable, aparte de que seas un enamorado de ellos, es que no tengas ningún párking especializado en tu zona, ni posibilidad de alquilar un espacio vallado barato cerca de tu domicilio, pero sí tengas espacio para guardarla tú mismo aunque limitado, sobre todo en altura.

O eso, o que tienes un coche muy pequeño y ligero y ningunas ganas de cambiarlo por otro más grande. En estos casos es recomendable una caravana plegable o un remolque tienda, pues aunque no ofrecen el mismo confort y resulta algo tedioso montarlas para cada uso y limpiarlas y secarlas a fondo cada vez, suelen ser más ligeras y ofrecen muy poca resistencia al aire al circular desmontadas.

Sobre la diferencia de costes de mantenimiento entre las caravanas hasta 750 kg de MMA y las de más peso (únicamente una ITV de unos 30 euros cada 2 años a partir del 6º, un seguro de menos de 100 euros anuales, y los trámites de transferencia, todo ello sólo para las de MMA mayor de 750 kg y no en cambio para las más ligeras), cabe resaltar que las caravanas no pagan impuesto de circulación, así que por ese lado no habrá diferencias entre caravanas de más y de menos de 750 kg de MMA. Ahora bien, en el caso de caravanas de más de 750 kg, si pensamos mantenerlas fijas mucho tiempo, podemos no pagar seguro (ya que no circulamos por vías públicas) y no pasar las ITVs. Al tratar de volver a venderla solamente tendremos que acudir a pasar la ITV y volver a asegurarla para poder rodar de nuevo con ella. Así que si hablamos del caso en que pensamos mantenerla fija y no moverla en años, casi que tanto da que pese menos o más de 750 kg. Lo único que las de menos de 750 kg luego son más fáciles de vender...

Por supuesto las de más de 750 kg suelen estar más equipadas, sobre todo por ser más grandes. Suelen, no siempre es así: hay caravanas con poco equipamiento y pesadas, es algo a tener en cuenta al elegir caravana.

Y para terminar de decidir si caravana u otra cosa, el avancé: es una tienda de campaña normalmente grande (y hasta enorme, hay avancés muy grandes) que puede montarse adherida a la caravana, sumando entre ambas zonas entre 20 y 60 metros cuadrados totales habitables. Quizás la posibilidad de tanto espacio haga que nos decantemos por una caravana o un remolque tienda (que también pueden incluir avancé y que completamente desplegados llegan en algunos casos a las mismas medidas que una caravana mediana) y no en cambio por una caravana plegable que en algunos modelos ni siquiera aceptan avancé (ojo, algunas caravanas peculiares tampoco). Los avancés requieren de un montaje que casi nunca baja de media hora (y más tiempo incluso para desmontarlos pues hay que limpiarlos, dejarlos secar y plegar adecuadamente), porque son robustos y van dotados de muchos tubos y refuerzos para resistir los embates de la intemperie incluso en invierno. Por ello son recomendables para aquellos casos en que uno no vaya a estar desplazándose continuamente durante sus escapadas (donde más se usan es para caravanas estacionarias en cámpings o parcelas privadas). Precisamente a causa de esto las autocaravanas y las campers no suelen llevar avancé cerrado, normalmente llevan simples toldos arrollables habilitados en un costado del vehículo, que también se instalan en las caravanas de los más inquietos.

Continuar leyendo:
¿BUNGALOWS Y MOBILHOMES?