ROLLER IBÉRICA

Roller empezó a fabricar caravanas en España a partir de 1973, en la factoría de Roller Ibérica de Girona, si bien ya llevaba años fabricando caravanas en el resto de Europa, desde 1948 en Italia, de donde es originaria la marca y donde la palabra roller es sinónimo de caravana como en España mistol es sinónimo de lavavajillas.

Las caravanas de Roller Ibérica han resultado ser robustísimas cuando han sido mantenidas con un mínimo de dedicación. Las más delicadas resultaron las fabricadas a mediados y finales de los años '80 (como muchas marcas, los años de crisis se notan). Un mal endémico a lo largo de las décadas fueron los arcones, pocos modelos se salvaron de morir en pocos años, sobre todo los arcones integrados de los últimos años cuya tapa era del grosor de un vaso de yogur. Las ventajas de las Roller han sido siempre su robustez general, su gran confort y su ligereza, eran caravanas caras.

Los primeros modelos de Roller Ibérica fueron las RAPHAEL y sus terminaciones relativas al tamaño 201, 202 y 203, y las REMBRANDT y SERIE B y sus terminaciones 2001, 2002, 2003, 2006, 3000, 3002 y 3005. Estos tres modelos venían a sustituir en Italia a las series anteriores de los años 68 y 69 (las MINI 3 y 4, las ROLLER 3, 4 y 5, y las SUPER 4 y 5) y se mantuvieron a la venta durante toda la década de 1970 con pocas variaciones (franjas laterales más estrechas en los últimos años en las RAPHAEL -siempre crema, y azul en las SERIE B y REMBRANDT- , arcones diferentes y decoración interior diferente con el paso de los años en todas, bombas de agua eléctricas, más ventanas abatibles...)

Estas caravanas se vendieron con pocas variaciones por toda Europa, ya que los planos no eran originarios de Roller Ibérica. De hecho hay modelos de Roller que nunca se fabricaron en España y que difícilmente veremos por tierras ibéricas.


Roller Raphael 201 de 1976



De la RAPHAEL se vendieron tres tamaños: de menor a mayor, las 201, 202 y 203, respectivamente con habitáculos de longitudes 3'15 metros la pequeña, 3'85 m la mediana, y 4'60 m la más larga. También se servían bajo demanda con más o menos armariadas y literas plegables. Las de franja estrecha llevaban la denominación añadida Optimus y son posteriores (de 1976 a 1979).


Roller Raphael 203 Optimus de 1979


imágenes de catálogo de interiores de
Roller Raphael 203 Optimus de 1979



Las Rembrandt y Serie B se vendieron en algunas tallas más, incluidas una 4'80m y otra aún más grande. Las Rembrandt eran en realidad carrocerías Serie B con acabados más lujosos. A mediados de la década de los '70 la Serie B pasó a llamarse Serie SUPER B (mismas denominaciones de tamaños que la serie anterior) y aparecieron fugazmente poco después las ROBINSON (franja lateral granate pero únicamente pintada). Las Rembrandt llegaron a equipar ventanas de doble capa.


Roller Robinson 310 de 1977


Roller Super B 3005 de 1977


Roller Rembrandt 3002 DD de 1978



Los modelos de las caravanas Roller Ibérica se vieron sustituidos en los albores de los '80 primero por las Roller LIDO (totalmente blancas al principio), que tenían algún modelo con distribuciones realmente curiosas (como una 3,80m de caja, con 6 plazas sin cuarto de aseo) y después por las Roller RUTA (finas franjas verdes con acabados medios, decoración que también adquirió la LIDO), ambas en tallas pequeñas y medias, y por las Roller VENEZIA también en tallas medias, a la vez que aparecían las ya más modernas carrocerías de las PALACE (finas franjas marrones y naranja, con acabados interiores superiores). Todas estas caravanas adoptaron la denominación moderna en cuanto a las tallas, de modo que el número se correspondía ya con la longitud del habitáculo.


Roller Ruta 385DD de 1982


Interiores de Roller Ruta 385DD de 1982



Las ROMA y DE LUXE coparon las tallas mayores, las primeras como series de acabados medios y las segundas con acabados superiores, y ambas incorporaron carrocerías más estilizadas que las de los años '70. De hecho la De Luxe tiene las líneas básicas de carrocería que usarán la mayoría de marcas de caravanas 20 años después.


Roller De Luxe 510 de 1982


Roller Palace 360 ¿1983?


Roller Roma 435 L de 1984



Mediado el primer lustro de los '80, los tonos blancos con franjas marrones de la ROMA pasaron a ser tonos crema con franjas naranja, y con esa decoración surgieron las series que en esos años ('83-'84) desplazaron a todas las anteriores, y que son las pequeñas CONVERVAN (las más básica, con electrodomésticos únicamente como opción, sin ventanas laterales en los ambientes), y en multitud de tamaños diferentes las ALOHA (acabados medios). A partir de la CONVERVAN los modelos fueron creación de Roller Ibérica, y no los encontramos similares fabricados fuera de España.


Roller Aloha 435 de 1984



Con el paso de las temporadas las dos series cambiaron sus finas franjas naranjas por franjas rojas, abandonando el arcón pequeño sobre la lanza para pasar a montar un gran arcón adherido a la carrocería. Desaparecieron las ROMA (que llegaron a vestir fugazmente la decoración crema y naranja) y DE LUXE que fueron sustituidas por las JET (acabados medios con interiores claros con mucho vinilo y cantos plásticos en color) y las PHENIX (acabados superiores sobrios). La PHENIX se llegó a fabricar con dos ejes y un tamaño de habitáculo de casi 7 metros.


Roller Convervan 360 de 1987


interiores de una Roller Jet de 1988



La siguiente decoración estandar fue fondo blanco con las franjas azules, aunque se vio sustituida casi de forma inmediata por fondo blanco con franjas rojas y grises, al estilo de las Moncayo de la época. La denominación Convervan pasó a llamarse Roller FIESTA, que continuó en la línea de acabados más básicos de origen.


Roller Aloha 450 1988


Roller Jet 420 de 1990


Roller Phenix 450 de 1990


Interiores de Roller Phenix 470 de 1990


Roller Aloha 490 CP de 1991



En tallas medias y grandes, los modelos superiores de acabados fueron copados desde principio de los '90 por las Roller CLASS, que aparecieron primero en la decoración blanca y roja de las demás Roller de su año pero que luego pasaron a blanco con tonos gris y amarillo -al estilo de las Knaus a partir de 1992- y una denominación llamada KL2. Las Class ya incluían la solución típica de los '90 del arcón casi integrado en la caravana, aunque Roller acudió a dos portones en lugar de uno grande como la mayoría de las otras marcas. Aprovechando la peculiar carrocería de la segunda serie de las Class (con laterales inclinados desde media altura y una inconfundible ventana delantera con las esquina recortadas) y su nombre, se fabricó también una serie con aún mejores acabados en interiores, con la denominación de acabados DE LUXE Al cabo de unos años hubo una última Class KL3 con decoración en líneas bajas azules (también un poco a la moda de Knaus y sus modelos Azur de esa época).

La última carrocería en introducirse fue la que se dedicó a la Roller SEVILLA (acabados medios) de 1992, que también se utilizó para dar continuidad a las Fiesta y Jet (este último modelo con interiores muy acertados en los últimos años, con melaminas antracita con toques verdes). El arcón anterior era también casi integrado pero de un solo portón, y se abandonó para esta carrocería el diseño de laterales inclinados volviendo también a ventanas con el clásico corte rectangular. Mientras, en acabados superiores, se siguieron vendiendo las Class y De Luxe anteriores.


Roller Sevilla 470F de 1992


Roller Class KL2 460DD de 1993


Roller Fiesta 470 de 1994


Roller Class KL3 495 de 1995


En 1996 Roller Ibérica dejó de llamarse así y en las mismas fábricas siguió fabricando caravanas Sun Roller, empezando su andadura con los mismos modelos que supusieron los últimos de Roller Ibérica (Fiesta y Sevilla) además de otros nuevos, y aprovechando las carrocerías y la decoración exterior de las últimas Roller.